Reflexiones

 



El tiempo que tomamos para nosotros mismos es el más aprovechado, escucha tu interior, acepta tu exterior y encárgate de ser feliz. Sentirnos bien porque nuestro bienestar se proyecta en nuestro entorno y nos da muy buena vibra.

Todo en el Universo se mueve, vibra y resuena. Sintoniza en el amor, ama.
¿Por qué nada me sale bien? Ama, ¿por qué no me entienden? Ama, ¿por qué siento que el mundo es un caos? Ama, ¿por qué me siento solo? Ama, ¿por qué …. La respuesta es Ama.


Por un mundo sin miedos, por un mundo de amor, por ti y por mi porque somos una sola humanidad y porque la única respuesta de la evolución es el amor; descubre el amor que eres y te verás en tu hermano. 
En el amor existo, por amor soy y con amor me manifiesto.
Mis ojos abiertos visualizan la profundidad de las almas, sus verdaderos “rostros”.
Aprende de todo y de todos; comprende que los demás tienen sus propios asuntos, por tanto aplica la terapia milagrosa de sonreír con el alma en tu vida; llénate de esa alegría magnífica que brinda paz y tranquilidad, porque en resumen tu vida es como tú quieres que sea.



Cuando sentimos que tenemos lo que deseamos y que deseamos menos de lo suficiente que ya tenemos hemos descubierto como ser felices con lo simple y cotidiano.