Eróticos con voz

Recuerdo que musita

Musita tu nombre mi almohada
en sueños atormenta esa voz
placentero susurro duele.

Como si contaran los recuerdos
burlones de mis ansias carnales
en mente retuercen la piel.

Ya no existes en el presente
tu rostro el olvido difumina,
más ese olor afrodisíaco
aún perfuma mis neuronas.

Soltaste mi mano y partiste
andas solitario tu camino,
cual monje en monasterio
cuerpo en claustro custodiado.

No hay quien de mí se apiade
eso que inunda el pensamiento
humedad que a solas delata.
 
Si amarte es eterno suplicio
en celibato mi corazón
a voluntad goza vivido.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s